inmobiliario en Europa

Escrito por José - -

El sector inmobiliario en Europa regresa con fuerza. El inicio de la recuperación de la economía europea junto con el menor nivel de incertidumbres de la zona euro han sido las razones por las que los inversores de fondos, las gestoras institucionales -incluidos fondos de pensiones y fondos soberanos- y las compañías inmobiliarias estén viendo por fin la luz situándose cerca de los niveles anteriores a la crisis, con el empuje que supone el respaldo de capital que procede de inversores extranjeros, principalmente de Asia y América, zona de la que se prevé un gran incremento en 2014, merced a la actividad de este sector inmobiliario de fuera de Europa. Entidades inversoras de la UE también se están dejando contagiar por este nuevo ímpetu inversor, en especial el Reino Unido.

Las palabras que definen la situación actual son confianza y optimismo. Entidades financieras de deuda europeas muestran ahora mejor disposición a financiar al sector inmobiliario, lo que no ocurre con los bancos, mucho menos dispuestos a concederla.
En cuanto a España, la tendencia inversora ha dado un giro muy positivo, especialmente desde que comenzó a operar la Sareb. Operadores de capital riesgo estadounidenses planean invertir hasta 1.000 millones de euros en créditos de la banca y de la Sareb.
En el entorno europeo las ciudades más atractivas para inversión inmobiliaria serían Madrid y Barcelona en España y Munich, en primer lugar, seguida de Dublín, Hamburgo, Berlín y Londres en el resto de Europa. Grandes gestores inmobiliarios europeos están volviendo a invertir en España e Italia, muy golpeados por la crisis, por la fuerte caída de los precios y la menor incertidumbre de futuro de la eurozona. Esto podría suponer la inversión de 3.500 millones en Italia y 2.500 millones en España este año. Esta diferencia se sustenta en la mayor fortaleza del sector industrial italiano unido a que no sufrió la devastadora burbuja inmobiliaria que soportó España. Claramente existe un cambio de tendencias, con un mercado inmobiliario europeo mucho más dinámico.
La zona con más stock de España, la costa mediterránea, comienza también a mostrar signos de activación del mercado inmobiliario mediterráneo, con una clara recuperación del tejido económico. Todos los indicadores apuntan un aumento porcentual discreto pero real en la venta de viviendas en la costa mediterránea española; compradores nacionales y extranjeros buscan y encuentran buenos precios. Todo parece indicar que el sector se recupera por las ventas inmobiliarias en el Mediterráneo. .
En cuanto al papel que juegan las inmobiliarias de fuera de Europa, es el pujante mercado asiático quien actualmente ha multiplicado por dos sus inversiones en inmuebles comerciales en Europa.
Listado Artículos


Comentarios cerrados.