neumaticos-y-seguridad

Escrito por José - -

Los neumáticos son la parte más importante del coche desde el momento en que encendemos el motor y nos ponemos en marcha, dado que nos mantienen en contacto con la carretera y permiten la maniobra de frenado y detención del vehículo, y circular en las curvas adecuadamente. Para un rendimiento óptimo se requiere un mantenimiento adecuado, ya que se han diseñado y fabricado para que rindan eficientemente durante miles de kilómetros.


Las claves a tener en cuenta para cuidar los neumáticos son: Presión de inflado, carga del vehículo, desgaste, inspecciones regulares, especificaciones del fabricante, estado general del vehículo y hábitos de conducción. Este último elemento tiene que ver con errores del propio conductor y con un ineficiente mantenimiento.
Cada año se detectan cientos de neumáticos en mal estado para la circulación, con presiones incorrectas, sin dibujo, no emparejados es decir del mismo eje y con diferente desgaste, que suponen un alto riesgo en la conducción tanto para el conductor como para los demás conductores que comparten la misma vía. Existe también la posibilidad de que un neumático sea defectuoso, aunque es una probabilidad remota debido a los exigentes controles de calidad de los fabricantes. Éstos vienen trabajando desde hace años para mejorar continuamente la seguridad vial. Así, la seguridad activa y la seguridad pasiva funcionan ambas para proteger la vida del conductor y sus acompañantes. Adaptan nuevas tecnologías de acuerdo a las normas dictadas por los organismos internacionales que investigan y estudian las causas de los accidentes. No obstante, la última palabra siempre la tiene el automovilista. .
El material del que se componen los neumáticos y su dibujo garantizan la tracción adecuada en cualquier situación meteorológica, y la máxima adherencia al suelo. En su parte lateral deben figurar su tipo y características, la carga y velocidad máxima que pueden soportar, y su fecha de fabricación. En general se recomienda que el neumático no tenga más de cinco años, por el endurecimiento del caucho, lo que puede provocar roturas y pérdida de adherencia.
Los elementos que garantizan el buen funcionamiento del vehículo en marcha son los llamados de seguridad activa, proporcionando seguridad, estabilidad y buena respuesta a las órdenes del conductor. Los neumáticos son el principal sistema de seguridad activa, al ser el único punto de contacto entre el coche y la carretera, deben ofrecer adherencia, la menor distancia de frenado y estabilidad en las curvas. Los sistemas que intervienen en la seguridad activa de los neumáticos son el de dirección, de suspensión, sistema de frenado y antibloqueo de frenos, control de estabilidad y control de tracción. La suspensión activa controla de manera independiente la amortiguación en cada una de las ruedas, mejorando la estabilidad y adherencia en cada momento. Mantener la integridad, el dibujo con una profundidad de rallado superior a 1,6 mm., y la adecuada presión de los neumáticos contribuirá a un menor consumo de combustible.
La industria de neumáticos está en continua innovación para conseguir vehículos cada vez más seguros, utilizando cada vez materiales más resistentes. Aún así, hay novedades en el mercado, como el "Run Flat" o neumático antipinchazo, que permite circular una distancia de unos 200 km. a 80 km./h sin desllantar en caso de producirse. Otra es la rueda sin neumático, que se adapta a las irregularidades del firme, no pincha y requiere poco mantenimiento, pero su precio aún es muy elevado. Organizar-fiestas 

Comentarios cerrados.