Un centro comercial es un complejo edificado

Escrito por José - - sin comentarios

Un centro comercial es un conjunto de locales y oficinas comerciales, que se codean en una superficie determinada. Suele ser una construcción de un único edificio, aunque también se da el caso de estar hecho de varios edificios. Su amplitud depende, en gran parte, de la magnitud de la ciudad y del espacio virgen existente para su construcción.

Por eso, se consideran varios tipos de centros comerciales: están los centros comerciales regionales cuya superficie supera los 40000m2, los considerados grandes cuya superficie oscila entre 20000 y 40000m2, los pequeños, entre 5000 y 20000m2, y las galerías comerciales que cuentan con menos de 5000m2. Las grandes superficies se concentran, sobre todo, en países muy extensos como EEUU o Canadá, donde el espacio no es un problema. Por eso es tan habitual encontrar centros comerciales gigantescos en esos parajes. En España, ese tipo de construcción tan extensa suele hacerse en grandes ciudades como Madrid o Barcelona.
Cuando, en algunas ciudades, hay que ahorrar espacio porque escasea, se hacen centros comerciales más pequeños, o bien se apilan varios pisos con escaleras automáticas o ascensores, para acceder a ellos. Pueden contener el mismo número de tiendas que un gran centro comercial, sólo que hay que ir subiendo en altura.
En América del Norte, este tipo de complejos de venta y ocio existe desde hace décadas. Se ha copiado el formato y adaptado a las peticiones de los ciudadanos españoles. En las zonas frías de esos países, son muy populares y frecuentados, ya que es una forma de huir del frío. Tienen todas las comodidades para pasar el día, sin salir a la calle. Aquí en España, son un lugar de encuentro entre amigos, o de entretenimiento para familias. Además de hacer una ronda por todas las tiendas que abren sus puertas al público, se puede pasar una jornada de ocio muy agradable.
Loa centros comerciales iniciales no eran como los de ahora. El formato como tal, llega a España a finales de los 70. Era un modelo que albergaba, en gran medida, tiendas de alimentación en las que no faltaba un supermercado, y tiendas de ropa y calzado. Desde entonces, se han hecho cambios, en función de las nuevas tendencias y gustos de la gente. Así pues, se han ido añadiendo a esos centros, actividades de ocio y diversión, tanto para niños como para adultos. Además, se han incorporado restaurantes y cafeterías con el fin de atraer más clientela, durante más horas. La afluencia de personas es ahora, mucho mayor que años atrás. La gente valora poder acceder a varias actividades, sin tener que desplazarse demasiado. Alimentación, moda y complementos, hogar, bricolaje y electrodomésticos, servicios como bancos, peluquería, tintorería, restauración, cines, u ocio para los peques, son algunas de las posibilidades que ofrece un centro comercial completo. Hay personas que aseguran que es muy fácil hacer vida familiar en un centro comercial. Hay gustos para todos los miembros de la familia. De ahí que las familias vayan a pasar el día entero o la tarde, un sábado o un domingo aburrido. Los niños disfrutan en las zonas dispuestas para ellos. Y los mayores pueden ir de compras, al cine, o tomar algo tranquilamente, en alguna cafetería. En las ciudades más cálidas, es habitual el centro comercial abierto, al aire libre.
El buen tiempo lo permite. Es un gran ahorro de gasto, para la entidad administradora, en calefacción o aire acondicionado. En la ciudad de Torrevieja (Alicante), por ejemplo, se dan dos casos: Las Habaneras y el Centro La Zenia Bulevar, dos centros comerciales inundados de luz y de sol. Una sensación muy agradable. Comprar o divertirse, respirando el aire exterior. Sea cual sea su formato, el centro comercial es un sector dinámico, con continuos cambios, en los productos y servicios ofrecidos al cliente. Un sector que se va moldeando según la demanda del público, y cuyo futuro está en pleno auge.

Escribir un comentario

¿Cuál es la tercera letra en la palabra xsbb?